Jefe de obra o Encargado ¿Quién manda más?

Te voy a decir cómo lo veo yo…

El jefe de obra y el encargado tienen que ser uña y carne, hacer una piña y trazar una línea roja bien gorda que los separe de todo lo demás: subcontratas, personal propio, proveedores, dirección facultativa… incluso de la propia empresa.

El jefe de obra

Va a estar más tiempo en la caseta de obra centrándose en pedidos, planos, mediciones…

El encargado

Desarrolla su trabajo en obra vigilando a las subcontratas y al personal, imponiendo ritmos.

Lo que funciona…

Los encargados son los ojos de los jefes de obra en obra, pero tienen que estar los dos unidos para que esto funcione.

Si el encargado no confía en el jefe de obra, lo ve como un técnico sin experiencia que no tiene ni idea… eso no va a funcionar nunca. Y si el jefe de obra no valora al encargado, eso tampoco va a funcionar.

Es difícil conseguir esto.

He visto a muchos jefes de obra traicionar a los encargados compinchados con las subcontratas, y aquello acaba como el rosario de la aurora. Por eso tienen que estar unidos contra el mundo y, muy importante, tomarse unas cervezas junos o un café al salir del trabajo.

Si eres jefe de obra, comenta lo que tengas en la cabeza con tu encargado antes de llevarlo a cabo. Tenéis que ser como un matrimonio con sus hijos. A ojos de los demás, perfectos, y las discusiones, en privado.

¿Cómo se aprende todo esto?

Por desgracia todo esto no te lo puedo enseñar online, ahora bien, si te interesan temas de Organización, planos en Revit para la obra, mediciones, o certificar con Presto (aprender en menos de media hora) tengo una academia para ti en la que encontrarás mucha más información.

5 errores a evitar
a toda costa,
si quieres captar clientes con la web

Aparejadorivan