Cómo dar una charla ante un grupo de profesionales

como dar una charla en un colegio de aparejadores

La práctica es la clave para dar una buena charla, pero no es suficiente. En el siguiente vídeo artículo te cuento algunas claves que a mi me han funcionado las veces que he tenido que hablar en público. Válido para colegios de aparejadores, escuelas de arquitectura, universidades y empresas de construcción.

Tema principal de este artículo: Técnicos

Dale al play y descubre cómo no aburrir a tu audiencia y ponerla muy cachonda.

 

 

Transcript of Cómo dar una charla ante un grupo de profesionales

Aparejadorivan:
¿Cómo hacer un taller presencial o una formación, diseñar un producto o un servicio? No es fácil, tampoco es difícil. La clave está en práctica. Si tienes planeado realizar un taller presencial y quieres evitar hacer el ridículo y que los presentes se aburran como una ostra, te voy a explicar mis tres reglas de oro para que triunfes con tu taller y al final, como súper bonus, vas a recibir un ejemplo práctico de cómo lo haría yo. Empezamos.

Aparejadorivan:
Punto número dos: NO se enseña, es decir, en un taller, en una formación, esto lo sabrás por las clases particulares, que generalmente no te enteras de nada cuando son presenciales, no se enseña, no sirven para enseñar, no sirven para aprender. Para aprender es un acto de intimidad que lo haces tú en tu habitación, en tu estudio, concentrado, repitiéndolo, probando. Sólo aprende uno mismo. Nadie te puede enseñar algo simplemente porque te lo diga, hasta que tú lo experimentas por ti mismo, no hay aprendizaje. Por lo tanto, lo primero que tienes que sacarte de la cabeza es que vas a enseñar a alguien a hacer algo en concreto. Vale? Esto solamente funciona, pues en artes marciales, deportes, etcétera. Porque tú estás actuando y estás mecanizando esos movimientos,pero no es el tipo de formación que estamos viendo en este caso. Si tú quieres enseñar a manejar un programa o ver cómo se maneja un producto, pues tú, tú tienes que enfocar sus esfuerzos en otros objetivos, pero no en que el usuario aprenda en esa sesión.

Aparejadorivan:
Un taller, una reunión de profesionales sirve para poner en situación cuando alguien no sabe, por ejemplo, nada de páginas web, no sabe lo que es un dominio, un hosting, las alternativas que hay en Internet, cómo funciona, lo que cuesta, precios aproximados...Tú no puedes enseñar. No tendría ningún sentido enseñar cómo instalar un WordPress. Lo que tienes es que poner en situación al usuario para que pase de no tener ni puta idea sobre páginas web a hacerse una idea de precios, de funcionamiento, de las alternativas que hay en el mercado y de los siguientes pasos que tendría que hacer en el caso de que esa temática le interese.

Aparejadorivan:
Otra de las utilidades de las reuniones presenciales es para aclarar dudas. Cuando ya has hablado de un tema. Ahora está muy de moda el flipped classroom en el colegio y me parece un buen sistema de aprendizaje, en vez de la exposición del profesor, primero el alumno aprende por su cuenta siguiendo unas pautas y luego, se plantean dudas. A mi me pasaba mucho que los profesores en el colegio preguntaban quién tenía dudas y yo nunca tenía ninguna duda porque nunca había estudiado y me daba mucha envidia la gente que planteaba dudas, porque si no hay dudas, no hay aprendizaje. Eso lo sé yo y lo sabe cualquier profesor. Sirve, muy importante, para estimular, para animar a la gente. Gente que sabe que tiene que aprender Revit, pero está anclada en el AutoCAD, por ejemplo. Esto pasa muchísimo. Bueno, pues tú en una sesión presencial, le pones los dientes largos y le muestras qué puede conseguir con Revit, lo fácil que es manejarlo... Y entonces le animas, le estás ayudando a dar un paso, a utilizar Revit y dejar de una vez el AutoCAD y muy importante. Y ésta es mi preferida. Las reuniones presenciales, los talleres o como quieras llamarlo, sirven para poner cachonda a la gente. Si tú estás vendiendo un producto o una formación o tu servicio. Tu tienes que conseguir poner cachonda a la gente. Este es tu principal.

Aparejadorivan:
Vamos ya con el paso uno, que no se te ocurra hacer nada que dependa de internet o de programas informáticos que no sabes como van a funcionar o que suelen colgarse, o que tienen muchas opciones disponibles. Nunca hagas eso en un taller presencial. No hay webinar que yo asista que no tenga un fallo, salvo los que están grabados. Por favor, este es un mensaje a muchas empresas. Dejen de hacer webinars en directo. Grábenlos, publíquenlos a una hora en concreto y den la opción de verlo al día siguiente o a la hora que a mi me venga bien. Yo es que sigo sin entender qué necesidad hay de hacer un webinar a las 3 de la tarde, a las 4 de la tarde o a las 11 de la mañana. Claro es que... como tengo dos niños pequeños, 3 baños. No tengo otra cosa que hacer que pararme una hora. Le digo, deja de llorar durante una hora y tú estate quieto, porque voy a ver un webinar de... Tú emites el video, si quieres lo pones durante un tiempo disponible, hay herramientas para hacer esto. Me das 48 horas para verlo y lo veo yo cuando a mi me da la gana.

Aparejadorivan:
Eso por un lado. Pero por otro lado es que no hay webinar el que no haya un fallo informático. Y lo mismo ocurre con las demostraciones. Cada 10 segundos que tú te líes buscando un archivo, viendo donde estaba esta opción de menú, etcétera, etcétera, son minutos que la atención de los presentes se desvía. Tú tienes que evitar esto a toda costa. Qué tienes que hacer entonces? Usa imágenes estáticas o vídeos grabados. Prácticamente cualquier presentación, pues se puede apoyar en unas diapositivas. Esas diapositivas te recomiendo que sean imágenes jpg, las tengas guardadas en tu disco duro, las lleves en un pendrive, las tengas incluso en tu móvil, las mismas fotografías para poder mostrarlas de distintas formas: con un proyector, con un ordenador que te presten o incluso llevarlas en papel impreso. Tú tienes que garantizar que la charla que vas a dar funciona contra viento y marea. Esto es fundamental. Y que sea dinámico, que no haya pausa, porque la atención es muy importante. Es el recurso más escaso. Desde que ese alumno o ese posible cliente se aburra contigo, estás perdiendo puntos. Por supuesto, no todo es fluido como en una película. Eso por descontado, pero tienes que tenerlo muy ensayado y tienes que tener unas diapositivas que tú ya sabes lo que vas a decir en cada. Las tienes que ir pasando, porque unas imágenes que pasan directamente pulsando la tecla de avanzar, ni siquiera con un PowerPoint, simplemente pasando de una imagen a otra, eso es prácticamente infalible, salvo que falle el ordenador, pero ya no dependes de la conexión a Internet, ya no dependes del PowerPoint ni de nada. Vas pasando una imagen, una tras otra, y cuando sea un proceso complejo en el que tú quieres explicar, pues mira, vamos a ver cómo se hace en este programa un 3D o cómo se hace un presupuesto en Presto.... Tú puedes tener ese proceso grabado y en el momento que dices bueno, ahora vamos a ver esto. Por supuesto, que sean muy breves, en un minuto o dos minutos, los reproduces y ya está. Y eso no falla.

Aparejadorivan:
Para poder llevar unas diapositivas como Dios manda o unos vídeos grabados que los dejen sin pestañear, yo recomiendo dos programas de la empresa Tex-Mex. Por un lado tenemos Snagit, mi alternativa a Photoshop que te va a encantar, muy bien de precio. Por cierto, tengo un curso en la academia y por otro lado tenemos Camtasia, del cual hablo en este curso Video Master Pro, Video Master.

Aparejadorivan:
Punto número 3: No expliques procesos genéricos, plantea casos reales, casos del día a día. Párate 10 minutos a pensar sobre lo que vas a explicar y cuando lo has usado tú, cuando te ha venido bien a ti utilizar ese producto o esa herramienta. Esto te va a ayudar a poner al usuario en situación, a hacerle pensar, a imaginarse en ese mismo caso. Trabaja con ejemplo real y ahora que ya te he contado mis tres consejos de oro, te voy a explicar cómo plantearía yo un taller explicando qué es la oficina en la nube.

Aparejadorivan:
En vez de seguir un guión explicando lo que es Google Chrome, Gmail, Google Docs, Google hojas de cálculo, me olvidaría de todo eso. Empezaría preguntando ¿quién tiene email de empresa? Quien tiene email de empresa que levante la mano. Me movería por la sala a ritmo de tango star. Rápido-rápido, lento, lento, rápido-rápido, lento, lento. Preguntaría ¿cuántos sois capaces de leer ese correo ahora mismo? Bien, entonces, algunos de los presentes dirían yo, yo. Pero habría muchos que no, porque la gran mayoría de los profesionales sabemos que utilizan Outlook para gestionar el email de empresa. Esto es para joderlos, diría. Voy a enviar un cupón de un 30 por ciento de descuento de mi producto, de mi curso, de mi servicio. Pero ojo, caduca dentro de una hora. Aquellos que puedan consultar el email de empresa desde su móvil lo podrán ver y aplicar ahora mismo. Bien, eso ya haría pensar a los que no acceden a su mail de empresa, que se están perdiendo algo. Y quien dice un descuento, dice una solicitud de presupuesto que llega a su web, una información sobre un concurso público, etc. En ese momento aprovecharía para hablar de Gmail. Como hago en este curso y Email Pro, emails profesionales y rápidos para quedar como Dios. Explicaría que dentro de Gmail puedes configurar tu email de empresa que te acompaña a todas partes y que adquieres todo el potencial de la herramienta Gmail dentro del email de tu empresa. Dedicaría cinco minutos a hablar de este asunto y enseguida plantearía otra pregunta. Recuerda, debes moverte por la sala en todo momento.

Aparejadorivan:
¿En qué están ustedes trabajando ahora mismo? ¿Un certificado, una peritación, un presupuesto, un proyecto? Bien, de acuerdo. ¿Cuántos de los aquí presentes podrían acceder ahora mismo a esos archivos? ¿Cuántos podrían consultar ese archivo desde el móvil o descargarlo en un ordenador cualquiera con conexión a Internet, ahora mismo? Les dejaría pensando. Entonces, aprovecharía para hablar de Google Drive y de las opciones avanzadas de sincronización con los equipos personales. Como hablo en este curso de Sincronización de Google Drive con ordenadores personales.¿Ves por dónde voy? Luego, siguiendo este esquema, pondría dos o tres ejemplos más, no muchos más. Y cuando la gente ya estuviese muy excitada, me levantaría suavemente y diría: Ahí, en ese papel, les dejo más información, ahora tengo que irme. Y cuando fuesen a mirar el papel, verían...

Aparejadorivan:
Mi tarjeta de visita.

Cómo presentar un presupuesto con muchas más posibilidades de triunfar . (Ver Masterclass)
y de paso aprender a captar clientes en internet.

Muchos profesionales lo primero que hacen es poner precios a las partidas, así... a lo loco, sin invertir más tiempo por si acaso no le adjudican la obra.

Eso es ir con mentalidad de perdedor.

Yo lo entiendo porque hacer un presupuesto, sobre todo de reformas o nuevas viviendas, lleva mucho tiempo. Y lo que menos quiero uno es que lo metan en un comparativo con otras cinco empresas a ver cuál es el más barato.

El planteamiento que te ofrezco es radicalmente distinto.

Te voy a explicar cómo preparar un presupuesto con un diseño espectacular, sin invertir una barbaridad de horas y, lo más importante, sabiendo que aunque no lo acepten, ese presupuesto podrás reutilizarlo para captar otros clientes.

Entre otras cosas veremos:
  • El fatídico lugar en el que terminan todos los presupuestos, incluso los aprobados.
  • Céntrate en estas dos cosas que te voy a decir (A y C) y mejora la que tengas peor.
  • Tres factores a tener en cuenta cuando envías el presupuesto. Ninguno de ellos es el precio.
  • El día que me gasté 10 veces más de lo que tenía pensado y la moraleja de esta historia que tiene que ver con nuestros precios.
  • ¡Claro que la presentación importa! Te cuento tres formas de mejorarla.
  • Lo que muchos alumnos ya están poniendo en práctica y les funciona cuando envían el presupuesto.
  • Las estadísticas sobre las redes sociales que me hicieron llorar.
  • Esta historia es buena. Te cuento cómo intenté vender algo invirtiendo mucho dinero y tiempo.
  • Esta historia es mejor. Te cuento cómo conseguí vender eso mismo 10 años más tarde. Con infinito más éxito, claro.
  • Por qué la mayoría de las páginas web de arquitectura y construcción no aparecerán en Google en la puñetera vida (si siguen así). Lo peor de todo es que ni los dueños de la página se dan cuenta.
  • Ejemplos reales, y de sorprendente sentido común, de páginas web de alumnos y clientes que están en la primera página de Google.
  • Quédate con esta palabra, "webercial". Repite conmigo... "webercial".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Aparejadorivan