fbpx

Proyecto de Casa rural hecho con Revit

Beatríz Fernández es arquitecta y hasta hace muy poco usaba AutoCAD. Ya no.

Te voy a enseñar un proyecto de casa rural hecho con Revit. Lo ha hecho una alumna de la academia que es arquitecta y que hasta hace muy poco tiempo usaba AutoCAD.

Beatriz Fernández Castro - los pies en la tierra

Beatríz Fernández Castro es fundadora del Estudio de arquitectura Los Pies en la Tierra, que junto a su socia María Ortíz García, trabaja para las personas que quieren vivir o montar sus negocios en zonas rurales, ya sea perdidos en la montaña o en un pequeño pueblo.

La entrevista que le hice a Beatríz.

En poco menos de media hora Beatríz nos cuenta su experiencia con Revit y cómo ha repercutido, para bien, en los tiempos de ejecución de los proyectos.

Disponible también en Spotify, Ivoox o Apple Podcast

Planos que entiende tanto el cliente como el colegio de arquitectos.

El primero en felicitar a Beatríz por la calidad de los planos fue el propio cliente, quien no dudó en recomendarla a un amigo que quería hacerse “algo parecido”.

El segundo, muy importante, fue el albañil encargado de ejecutar parte del proyecto. Gracias a las vistas en 3D, las secciones constructivas, las múltiples vistas y el realismo de las imágenes, resulta mucho más sencillo comprender el proyecto para poder construirlo sin sorpresas.

El tercer sorprendido por la belleza del proyecto y calidad de los planos he sido yo. Es un orgullo para mi tener en la academia alumnos que, no sólo aprenden la parte inicial de Revit que explico en los vídeos, si no que son capaces de añadir toda la experiencia adquirida previamente con AutoCAD y dar el salto definitivo a Revit.

Renders que no parecen mosaicos y un estilo visual auténtico.

La mayoría de los renders que sueles ver en internet se forman a partir de texturas hechas a base de fotos pequeñas, lo que provoca que se tenga que repetir varias veces a lo largo del muro o suelo y ofrezca un aspecto poco realista.

Las texturas que utiliza Beatríz emplean fotos reales de paños enteros, del orden de los 3,5 metros de largo. Con esto se consigue que no haya que repetir la textura en mosaico y los renders son mucho más naturales.

Otros elementos que llaman la atención son el cajetín y los estilos visuales aplicados en las anotaciones tipo “sección” o “alzado”.

Beatríz ha importado su inconfundible estilo visual desde AutoCAD, manteniendo los colores y la tipografía de sus proyectos anteriores. Además, y esto es una ventaja que ofrece Revit, utiliza cajetines paramétricos que rellenan el nombre del plano y la escala automáticamente a partir de los datos de cada vista.

¿Cuándo sería un buen momento para pasar de AutoCAD a Revit?

Beatríz lo tiene claro. “El mejor momento es ahora, en mitad de este proyecto en el que estás metido. No te arrepentirás”.

Gracias a la suave curva de aprendizaje que ofrece Revit y a lo rentable que resulta cada hora que empleas con este software de arquitectura, ya no querrás volver a AutoCAD nunca.

La mayoría de las herramientas siempre tienen algún pero. O tienes una interface poco atractiva, o son difíciles de aprender o tiene funciones limitadas. Por el contrario Revit lo tiene prácticamente todo. Salvando la parte de renderizado, que mejora en cada nueva versión, y que muchos usuarios resuelven con programas 100% compatibles como Lumion, el resto lo cumple con soltura. Para mi estos son sus puntos fuertes.

  • Se aprende rápidamente. En pocas horas puedes estar haciendo planos que ni soñarías obtener en AutoCAD. Aquí tienes algunos vídeos gratuitos para que lo compruebes tu mismo.
  • Flexible con las modificaciones de proyecto. Todas esas modificaciones de altura, de espesores de muros, de cambios de ventanas y otros muchos cambios que surgen con Revit no tendrás problema. Gracias a que todo está conectado, los cambios se reflejarán instantáneamente en todas las vistas y tablas de mediciones.
  • Entorno amigable. A diferencia de AutoCAD, en el que es fácil interrumpir la ejecución de comandos complejos por haber pulsado una tecla que no se debía, en Revit esto no ocurre. Hasta que no se confirma que has terminado de ejecutar un suelo, por ejemplo, Revit te permitirá cambiar de vista, rotar o hacer zoom.

Planos que enamoran

Los humanos estamos diseñados para entender el mundo que nos rodea en tres dimensiones, es lo natural. Todo el mundo entiende un 3D bien hecho pero no todos interpretan un plano en 2D. En un 2D siempre falta información y puede haber interpretaciones erróneas, lo que repercute tanto en la correcta ejecución de la obra como en las expectativas que se ha creado el cliente.

La ventaja de desarrollar un proyecto en Revit es que 2D y 3D conviven simultáneamente. En cualquier momento, según la necesidad, se puede obtener una vista en 2D ortogonal para poder replantear los tabiques o crear una nueva vista 3D para entender mejor el encuentro de una “viga de cuelgue” con el pilar.

La obtención de diversos planos según la fase de obra, con la posibilidad de ocultar elementos innecesarios o de resaltar lo que tenga más relevancia en cada momento, hace que las vista en Revit sean otro elemento constructivo más. De la misma forma que el director de obra hace un croquis para que el constructor entienda algún detalle constructivo, Revit permite extraer la información necesaria en cada momento.

Sección en 3D hecha con Revit

A continuación podrás ver varias láminas que forman parte del proyecto de Casa Rural de Piedra en Albacete. Disfrutálas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies