Salidas laborales para un arquitecto o aparejador que no le van a gustar a tus padres ni a tu pareja (por ahora)

Cuando tú consigas que un lunes te guste tanto como un viernes, un sábado o un domingo…

 

sólo entonces sabrás que estás en el buen camino.

 

 

Las salidas laborales corrientes son como ir por la carretera. Cuando el tráfico va fluido

 

va fluido para todo el mundo

 

y si hay atasco, pues todos se quedan parados.

Tú estás ahí, con tu coche, a merced del tráfico… lo que ves por delante son más coches parados y no te motiva demasiado seguir avanzando.

 

Entonces el del asiento de atrás dice —”¿ves la casa blanca, el caminito? … pues cambia de carril y métete por ahí…

y de repente todo cambia en tu interior, todo es más emocionante…

 

ahora conduces por una carretera secundaria, el paisaje es distinto, no sabes bien a dónde vas a ir a parar..

 

entonces… después de 10 minutos de incertidumbre aterrizas de nuevo en el atasco, pero muy por delante de tu posición anterior…

 

y tú ahora eres otra persona.

 

entonces tus padres te dicen “nosotros no acabamos de verlo”

tu pareja te dice “déjate de inventos”

 

pero bueno… ellos son ellos y tú eres tú

y como dice mi maestro Joan Boluda, “En 100 años todos muertos

 

La pregunta es

 

¿Cómo te sientes?

 

Sólo si respondes a Carlos Sobera sabrás más sobre las salidas laborales

 

clic en la imagen para acceder a la encuesta

 

Algunos audios

>

No te pierdas el último vídeo de la academia