Preguntas inteligentes

“Buenos días. Me gustaría saber cuánto me cuesta alquilar Presto. Muchas gracias”.

 

o

 

“Hola. No tengo ni puta idea de Revit y quisiera saber si estaría capacitado para hacer tu curso de “Revit baños”

 

Esas son las preguntas más habituales que llegan a mi formulario de contacto.

 

Pero el otro día llegó una pregunta extraña.

 

Ese tipo de preguntas que parecen ensayadas…

 

… de las que, no sólo te apetece responder…

 

si no que además piensas…

 

¿cómo cojones a esta persona se le ha ocurrido esa idea…

 

que yo también tengo en la cabeza?

 

Te escribo aquí lo que me puso…

 

“Buenos días Ivan, tengo 55 años, trabajo en banca y en un par de años me jubilarán (con un poco de suerte…), pero quisiera seguir trabajando!!
Mi pregunta es si consideras factible pudiera hacer este curso y ofrecer mis servicios a pequeños comercios (aluminio, herreros,…. o incluso pequeños despachos de interiorismo) para complementar ingresos.
Seria muy difícil aprender de 0? Cómo lo ves?
Gracias.”

 

 

Esta persona me parece muy inteligente.

 

A lo mejor con lo que cuento ahora pues le “mato” un poco la originalidad…

 

quizá si lee esto piense “qué cabrón el Iván que desvela mis planes de futuro y me va a salir competencia”.

 

Para nada.

 

Las ideas, por muy buenas que sean, no sirven para nada… Lo único que importa es luchar por llevarlas a cabo. Te lo puedo demostrar si te echas un ojo a este proyecto. Lo máximo que conseguí fue que Twitter me pagase 1000€,…  pero eso es ya otra historia.

 

Pero, por qué me parece tan inteligente su pregunta y sus planes de futuro.

 

Mira, yo creo que cada vez más

 

lo importante es aprender a vender.

 

Vender en internet es ACOJONANTEMENTE DIFÍCIL…

 

No es imposible, pero requiere un cambio de mentalidad muy brusco… un nuevo enfoque de tu negocio… un replanteo de tu estrategia…

 

Si tu vienes a Cristal Chafiras a preguntar por la calle San Benito de Arriba… yo sería capaz de venderte una mampara de 1000 € casi sin que te dieses cuenta.

 

😉

 

(no tanto pero casi).

 

Mucha gente sabe vender presencialmente muy bien…

 

pero ahora casi todo se mueve ONLINE.

 

Lo que compras FÍSICAMENTE primero lo ojeas ONLINE.

 

El proceso de captación…

 

los caminos hacia la venta…

 

HAN CAMBIADO UN HUEVO.

 

Todo sigue siendo igual…

 

pero todo de DISTINTA FORMA.

 

Sigue siendo igual que SE NECESITA CONFIANZA PARA VENDER.

 

El problema es que un buen vendedor físico, a veces ni siquiera el sabe bien por qué vende…

 

y mucho menos va a saber trasladar ese conocimiento o actitudes a la VENTA ONLINE.

 

 

Y llegamos al quid de la cuestión.

 

Hay gente que ha dejado de APRENDER hace muchos años.

 

hay gente que con 55 años quiere seguir aprendiendo.

 

A mi me encanta formar a los puretas…

 

son mucho más listos que los niñatos porque ya saben distinguir las gilipolladas de lo importante.

 

“Nunca subestimes el poder de un pureta con ansias de aprender…

 

porque ese ya sabe un huevo y a ese le temen!.” (El Padrino).

 

 

Mira…

 

Si una persona de 55 años quiere aprender a VENDER los productos y servicios de negocios del sector que le gusta… es porque:

  • intuye que el marketing online es divertido y entretenido…
  • imagina que tendrá flexibilidad horaria, libertad de movimiento…
  • sabe que ganará dinero haciendo lo más importante de un negocio: VENDER.
  • sabe que podrá establecer comisiones por venta de productos lujosos,  cuotas mensuales por mantenimiento…

 

Yo que tú me estaría preocupando….

 

Ahora bien…

 

El camino por delante es largo:

 

y por supuesto…

 

tendrás que saber contar el chiste de Jaimito.

 

He preparado un artículo con vídeo para mis AMIGOS DEL EMAIL en el que te cuento todos los detalles.

Coño… hoy creo que se me fue la mano escribiendo.

 

Hasta mañana.

 

Iván.

 

pd: si ya estás apuntado en la academia, muy pronto te contaré como contar el chiste de jaimito TODAVÍA MEJOR. ¡ Por algo me pagas ¿no?!!.

 

 

 

 

Algunos audios

>