No sin mis armarios

no sin mis armarios

Esto es un poco embarazoso de reconocer

 

pero nada mejor que haberlo vivido en mis propias carnes para demostrar que estas cosas PASAN.

 

Nos mudamos a Candelaria hace unos meses.

 

Le alquilamos la vivienda a una promotora que mezcla tácticas de Ryanair (en el precio base no hay armarios, no hay puerta de garaje, no hay persianas, no hay lavadora…) con el despotismo que mostraba Movistar hace unos años (esto es lo que hay, somos los únicos, o lo tomas o lo dejas).

 

Mi mujer me dio un ultimátum para que buscase una solución YA al tema de los armarios.

 

 

 

De todas las opciones disponibles la que más me convenció fue la de Leroy Merlin

 

 

Entonces fui a medir el hueco disponible

 

 

¡239 cm!

 

Le dije a mi mujer ¡perfecto!.

 

Tres módulos de 80 cm x 3 = 240 cm.

 

“Te falta un cm” dijo ella.

 

Lo tengo todo calculado cariño.

 

Entonces hinché el pecho,

 

la miré con condescendencia,

 

y tirando de más de 10 años de experiencia como jefe de obra,

 

midiendo para subcontratas,

 

haciendo cursos online de Revit y las de dios…

 

le dije

 

“Tranquilita. Si hace falta quitaré el rodapié”

 

 

después nos fuimos a Leroy Merlín, pusimos el PIN en la tarjeta y encargamos los módulos.

 

unas semanas más tarde llegó la mercancía.

 

Monté los tres módulos y cuando me disponía a encajar el último casi me da un patatús

 

 

Aquello no entraba ni de puta coña.

 

Quité el rodapié de un lado.

 

Nada.

 

Quité el rodapié del otro lado.

 

Tampoco.

 

Le faltaban todavía 4 cm.

 

¿Pero cómo cojones podía faltarle tanto?

 

Yo había medido!!!!!

 

Yo soy Jefe de Obra…

es más…

 

soy Aparejadorivan.

 

 

Mi mujer había salido con los niños para dejarme trabajar.

 

Agarré el cincel y comencé a rascarle centímetros al yeso.

 

No conseguí nada.

 

Bueno sí, conseguí armar un cristo en la habitación de carallo.

 

Había trozos de yeso por todas partes  mezclados con los cartones del armario y mis herramientas.

 

Tengo fotos, pero paso de enseñarlas por vergüenza.

 

Después llegaron los enanos con mi mujer.

 

Recuerdo que mi hijo de 2 años se quedó mirando a la pared y dijo algo muy inocente pero que me hizo sentir bastante ridículo y provocó una carcajada en mi mujer.

 

Ella al principio se reía pero después se puso bastante seria.

 

Hoy es 28 de febrero y termina la promoción del 40% en Webempresa

 

Tener una web es algo realmente acojonante.

 

Mañana podrás contratar una web pero pagando más.

 

Tú eres aparejador y no crees que necesites una web todavía.

 

o tienes una empresa y tampoco crees que es el momento de liarse con la web.

 

En el curso de Web On tengo un gráfico  y en ese gráfico explico que una web también sirve para demostrar a tus clientes que eres un buen profesional.

 

 

Si yo hubiese visto este artículo y vídeo de Cristal Chafiras sobre cómo medir entre tabiques no hubiese pasado vergüenza con mi familia y me hubiese ahorrado mucho tiempo y dinero para rectificar el tabique del armario.

 

 

La autoridad es importante para vender.

 

Te imaginas un pequeño negocio con un vídeo que está teniendo más de 3000 visitas diarias en youtube y ya va por 116.000 (que muestra como instalan un producto a un cliente)

 

 

No sólo hay que ser bueno HAY QUE MOSTRARLO.

 

Cuando te registras en aparejadorivan pagas una matrícula de 200€ y tienes acceso a muchos vídeos que enseñan a hacer vídeos, páginas web, artículos y contratar hosting.

 

Uno de mis clientes como Celestino Digital de la Edificación me paga 200€ al mes, otro 300€ y otro varía en función de cada mes. La matrícula de la academia la puedes recuperar muy pronto sólo con un cliente.

 

Regístrate aquí para contratar tu web antes de que termine el día y yo te enseñaré con los primeros pasos.

 

Algunos audios

>

No te pierdas el último vídeo de la academia