Juego de manos

Hace unos meses me echaron una bronca por ser demasiado directo con un cliente.

No es la primera vez.

Y todo por preguntar la forma de pago. Ya me dirás tú.

Me echaron un sermón sobre tener mano izquierda.

Los jefes, incluso los mejores, tienen un defecto. Suelen contratar a las personas porque ven ellos cierta habilidad que funciona pero que alguna vez tiene daños colaterales. Muchas veces se olvidan de todas las veces que esa habilidad ha funcionado para la empresa y se centran en los daños. Error.

Ya te conté la historia de Ramón y su guardaespaldas. Si no la tienes me la pides.

Ramón tiene una gran mano derecha. Es normal, es encargado de obra.
Imagínate a Ramón dirigiendo a 50 hombres de la construcción: españoles, sudamericanos, georgianos, africanos, … la cream de la cream de cada país.

No es lo mismo un operario de la construcción que un oficinista, te lo digo yo.

Si Ramón no tuviese una gran mano derecha no sería lo que es ni tendría trabajo incluso en tiempos de crisis.

Tener una gran mano derecha, léase “no andar con muchas mariconadas” es muy rentable para una empresa de construcción.

se hormigona sí o sí.
la obra se hace sí o sí.
el operario trabaja sí o sí.
el que no funciona se va a la puta calle sí o sí.

Pero… como todo en la vida… provoca daños colaterales. Forma parte del juego. Va incluido en el precio.

Odio a la gente que no entiende esto. Odio la hipocresía.

Una vez me llamó el Director Técnico de la constructora para decirme:

— Iván, el promotor de la obra se ha quejado a nuestro jefe porque oyó como Ramón le echaba la bronca a un peón. Al parecer no le gustó el tono de voz ni el vocabulario empleado.

— ¿y?.— le dije.

— Pues que le digas a Ramón que modere…

No le dejé ni terminar la frase.

— Le dices a nuestro jefe, al promotor y a toda esa panda de hipócritas, que se vayan a tomar por el culo de mi parte. Que si tienen que decirle algo a Ramón, y si tienen huevos, que se lo digan ellos. Que no se puede querer terminar en plazo, en precio y además que la obra parezca un jardín de infancia.

Mira, hablando de tener mano izquierda y mano derecha.

A mis alumnos siempre le recomiendo que en el teclado, con Revit o cualquier otra aplicación, tengan la mano izquierda disponible.

Hay mucha gente que se deja la mano izquierda en la taza de café, debajo de las piernas, o apoyada en la mesa.

No. La mano izquierda siempre está para pulsar ESCAPE, atajos de teclado, CTRL + , ALT +, etc…

En mis clases te cuento pequeños trucos que marcan la diferencia.

La forma de pago no acepta mucha negociación, por eso no voy a preguntártelo.

10 € al mes + matrícula de 80€ mediante tarjeta o Paypal.

Puedes empezar hoy mismo en mi academia de formación para profesionales de la construcción.
Hasta mañana.

Iván Caamaño Souto
ambidiestro

pd: usa la mano izquierda, no hagas como Ramón.

Algunos audios

>