El hijo de la merluza

hijo de la merluza

Una vez al mes, más o menos, mi mujer y yo nos damos un homenaje

 

Compramos una merluza fresca 

 

 la preparamos al horno al estilo

Recetasderechupete

 

 

y nos la comemos cuando ya están los niños acostados. Eso es lo mejor.

 

Solemos ver alguna película mientras tanto…

 

Por alguna razón que desconozco, mi mujer siempre elige películas de “chupa almejas” tipo “La vida de Adele” o de desgracias humanas.

 

Esta vez tocó “desgracias humanas” con “El hijo de Saul”.

 

 

Incuso me enfadé un poco…

 

“cariño, al mediodía me pude comer perfectamente la ensalada de arroz mientras veíamos la payasada de Imanol Arias”

 

 

…pero esta merluza se me está indigestando con los campos de concentración.”

 

De todas las merluzas que nos hemos comido viendo una peli, esta ha sido la que peor me ha sentado con diferencia.

 

Aún así, la peli merece la pena.

 

Al contrario que ocurre cuando ves la película de Imanol Arias… cuando estás viendo “El hijo de Saul” no puedes quitar los ojos de la pantalla

 

 

resulta complicado quitarle las espinas a la merluza y no perderte un segundo de las casi dos horas que dura la película.

 

Eso es intensidad.

 

Algo parecido pretendo explicar con los cursos

Captureitor

Vende en tu web

y Crea presupuestos en tu web

 

Quiero darle mayor intensidad al simple hecho de enviar un presupuesto por email.

 

En vez de que el cliente lo vea como una película de domingo por la tarde… 

 

… tenemos que conseguir que deje de hacer lo que esté haciendo y se centre en tu presupuesto.

 

La mayor parte de los profesionales envían un presupuesto en formato PDF y luego los clientes lo reciben y siguen comiendo la merluza como si nada porque falta intensidad.

 

Este mes de febrero las páginas web será uno de los temas estrella en la Academia.

 

Si estás pensando en crear una web o mejorar la que tienes pincha aquí. Además podrás beneficiarte del descuento que ofrece Webempresa para que tengas dominio y alojamiento por un año a un precio rídiculo.

 

 

Algunos audios

>

No te pierdas el último vídeo de la academia