Curso de cómo ligar en agosto si eres aparejador. Parte 1.

curso de cómo ligar en agosto si eres aparejador

Realmente me gustaría impartir este curso presencialmente.

Me imagino un grupo de tres o cuatro alumnos como mucho. Quizá dos grupos.

Duración: a elegir. 4 fines de semana o intensivo de 2 semanas.

Requisitos: ninguno, sólo hacerme caso. Si tú crees en mí vas a triunfar.

 

Lo más importante es controlar el miedo. No digo evitarlo, digo reconocerlo, darse cuenta de que tienes miedo, saludarlo, hacerte su amigo, y seguir adelante…

¿qué malo puede pasar?.

 

Entrarle a una tía da miedo porque tenemos miedo a que nos rechace, eso nos agobia… nos paraliza.

Los tipos que ligan no pierden el tiempo con el miedo. El tiempo lo es todo.

 

Es más fácil ligar en la playa un miércoles por la mañana que un sábado a las dos de la madrugada.

Cuánto más tarde más difícil. Tú no quieres que sea difícil así que póntelo más fácil.

Las tías son más receptivas durante el día en situaciones cotidianas: en el trabajo, en la playa, en el supermercado, en la biblioteca,…

 

Cuando tenía 17 años me pasé más de una hora dudando si decirle algo a una chica que veía en la playa y que me gustaba. Me daba mucho miedo pero quería hacerlo.

Yo notaba que la chica me miraba de vez en cuando y eso me animó, pero el miedo seguía ahí…

La chica se despidió de sus amigos y se puso a caminar para irse de la playa…

me puse a correr, la detuve y la saludé. Le dije si le apetecía quedar por la noche y me dijo que sí.

 

Sin embargo.

 

Le he entrado a tropecientas tías durante la noche que me han mandado a tomar por saco. Calculo que un 80%.

 

Así que la lección de hoy es: actúa durante el día y ahorra disgustos.

 

Lo peor que te puede pasar cuando sales por la noche en verano y no te comes una rosca, es esto.

 

Este tipo de consejos veraniegos son gratis…

ahora, sí estás trabajando y lo que te importa es espabilar con Revit, Presto o tu web… mejor pincha aquí.

 

>