Menos prisas y más sentido de urgencia

Menos prisas y más sentido de urgencia
Son muchas las organizaciones que padecen el «síndrome del pollo sin cabeza» en mayor o menor medida. A menudo se trata de organizaciones dinámicas, innovadoras, con culturas muy centradas en el logro y en el cumplimiento de objetivos. La intención de sus personas es buena, pero la forma en que esa intención se traduce en comportamientos es sencillamente desastrosa.
Las prisas son una reacción emocional primaria, puramente instintiva. Aunque a primera vista pueda parecer lo contrario, y aunque sea algo que a largo plazo juega en su contra, al cerebro le gustan las prisas ya que, por lo gene…

Puedes ver el resto del contenido en el artículo original ” Menos prisas y más sentido de urgencia

Algunos audios

>

En Black Fraile sube el precio de la matrícula

08
Días
13
Horas
10
Minutos
35
Segundos