El odioso egoismo de los mensajes de voz

Con tantos objetos brillantes alrededor, todos compitiendo por mi atención, cada vez valoro más mi tiempo, y sobre todo mi capacidad de organizar MI tiempo en función de mis necesidades, y no de la agenda de los demás. Supongo que podría decir que voy algo a contracorriente, porque cada vez soy más asíncrono.

Intento no tener abierto el email constantemente, me he quitado las notificaciones en el móvil y empiezo la jornada escribiendo en papel – yo también he caído en las redes del bullet journal – las tareas que quiero terminar antes de dar por cerrado el día.

Por eso ODIO profundamente …

Puedes ver el resto del contenido en el artículo original ” El odioso egoismo de los mensajes de voz

Algunos audios

>

En Black Fraile sube el precio de la matrícula

08
Días
13
Horas
10
Minutos
35
Segundos